Página de prueba

Los eruditos creen que los primeros asentamientos humanos en Jerusalén tuvieron lugar durante la Edad del Bronce Temprano, alrededor del 3500 a. C. En el año 1000 a.C., el rey David conquistó Jerusalén y la convirtió en la capital del reino judío. Su hijo, Salomón, construyó el primer templo sagrado unos 40 años después.